GRANDES CLÁSICOS 168: DORIS DAY

Ir abajo

GRANDES CLÁSICOS 168: DORIS DAY

Mensaje por pablo el Mar 6 Mar 2018 - 13:20

GRANDES CLÁSICOS: DORIS DAY



American sweetheart durante los 50 y 60 donde probablemente fue la actriz más popular y taquillera en Estados Unidos. Triunfando no solo como actriz sino también como cantante de pop melódico tradicional, género en el que no tuvo básicamente rival desde los años 40 hasta los 60.
 
Su discografía llena de grandísimos éxitos en las listas (alguno de los cuales provenían precisamente de sus películas y ganaron Oscars en la categoría de mejor canción) hacen de Doris Day la primera gran megadiva de la música popular. Todavía muy querida y presente en el imaginario colectivo, con 95 años es un caso escandaloso de actriz del Hollywood dorado no premiada aún con el Oscar de honor.
 
Sin embargo, he leído en varias ocasiones que la Academia ya la quiso premiar en los 80 pero la actriz se negó… se me hace raro pese al ostracismo en el que se sumió voluntariamente en los 70 tras varios fracasos cinematográficos y la ausencia de oportunidades para lucir sus destacadas cualidades dramáticas.
 
Sea como fuere, estupendo momento para reivindicar a la gran Doris Day en Oscarzine!
 
De familia de clase media, Day siempre mostró aptitudes para el baile y el canto. Lo primero lo tuvo que dejar tras una lesión pero lo segundo la llevó a empezar a triunfar ya en los 40 en la música popular americana. Con la banda Les Brown ya logró sus dos primeros números 1 del Billboard 100: “Sentimental journey” y “My dreams are getting bettar all the time”, ambos de 1945. Lograría su tercer número 1 con el tema “Love somebody” junto a Buddy Clarck tres años después.
 
Su debut en la gran pantalla no tuvo lugar hasta 1948 de la mano de uno de sus grandes valedores, Michael Curtiz, en un film musical menor como “Romance in the high seas” (cuyo tema principal, “It’s magic” resultaría nominado al Oscar y obtendría un gran éxito). Con Curtiz volvería a trabajar poco después en su primer rol dramático en la estupenda “El trompetista” junto a Kirk Douglas y Lauren Bacall y en el musical “I’ll see you in my dreams” cuyas sendas bandas sonoras con temas interpretados por Day fueron nº1 en el Billboard 200 en 1950 y 1952 respectivamente (en 1951 también fue número 1 su disco de la banda sonora de “Lullaby of Broadway”, musical dirigido por David Butler).
 
Pero fue en los 50 donde la actriz lo petó de lo lindo. Tras varios films con estrellas como Ginger Rogers (“Storm warning”) o James Cagney (“The West Point story”), la actriz triunfa con “Doris Day en el Oeste” (traducción terrible de “Calamity Jane”) que consiguió un grandísimo éxito y la canción principal de la película, “Secret love”, logró el Oscar y se convirtió en uno de sus mayores hits y en una pieza clave de su repertorio (su ya quinto nº1 del Billboard 100 -poco antes había logrado el cuarto con “A guy is a guy”, el primero que conseguía en solitario). Al año siguiente protagoniza “Siempre tú y yo” (que fue su último film con la Warner) con Frank Sinatra.




 
En 1955 realiza la mejor interpretación dramática de toda su carrera en la estupenda “Quiéreme o déjame” del director de “Gilda” Charles Vidor junto a James Cagney (este ultimo estuvo nominado al Oscar si bien ella no lo logró pese a las excelentes críticas que recibió por interpretar a la cantante Ruth Etting; el film ganó el Oscar al mejor argumento). El álbum que sacó basado en la película fue nº1 durante la friolera de 28 semanas (prácticamente toda la segunda mitad de 1955) y es su disco más vendido en toda su carrera (y uno de los discos femeninos de más éxito en la historia del Billboard 200 americano por número de semanas en el número 1).
 
Al año siguiente protagoniza uno de sus films más populares “El hombre que sabía demasiado” de Hitchcock junto a James Stewart y con la que obtiene otro éxito mundial gracias al tema central “Que será, que será”, su canción bandera sin duda alguna y que logra además el Oscar (si bien solo pudo ser número 2 en el Billboard 100, el ultimo top 5 de su carrera por otro lado).




 
Se convierte entonces en una de las partenaires femeninas más destacadas junto a actores de renombre como Clark Gable en “Enséñame a querer” de George Seaton (película nominada al Oscar al mejor guion y al mejor actor de reparto para Gig Young), Richard Widmark en “Mi marido se divierte” de Gene Kelly, Louis Jourdan en el thriller “El diabólico señor Benton”, de Andrew L. Stone (nominada a mejor guion y a mejor canción por el tema “Julie” cantado por Doris en el opening de la película), Jack Lemmon en “La indómita y el millonario” de Richard Quine o David Niven en “No os comáis las margaritas” de Charles Walters.
 
Pero será en la comedia romántica donde Day se confirme finalmente y con la ayuda de Rock Hudson en los megaéxitos: “Confidencias a medianoche” por la que recibe su única nominación al Oscar a la mejor actriz de toda su carrera (el film ganaría el Oscar al mejor guion original y obtendría otras tres nominaciones más incluyendo actriz secundaria para la genial Thelma Ritter que interpreta a una sirvienta borracha toda la película), “Pijama para dos” y “No me manden flores” ésta última dirigida por Norman Jewinson quien ya antes la había dirigido en el éxito “Su pequeña aventura” con James Garner con el que volvería a tener otro gran éxito con “Apártate, cariño”. Comedias románticas inocentonas que cimentaron su imagen de mujer decente, mojigata y virginal.
 
Otros films en los que destacó con éxito fueron el estupendo thriller ambientado en Londres “Un grito en la niebla”, de David Miller, junto a Rex Harrison (por la que estuvo nominada al Globo de Oro drama por primera y única vez en su carrera) y “Suave como visón” del oscarizado director Delbert Mann junto a Cary Grant.
 
Day fue durante 4 años (60, 62, 63 y 64) la actriz número 1 de la taquilla americana y al finalizar la década de los 50 fue nombrada la más popular de las cantantes femeninas de la década y la única mujer en el TOP 20 (encabezado por Sinatra).
 
A partir de entonces su carrera entró en declive y sus últimos films fueron muy criticados pese a todavía obtener cierto éxito comercial. “El novio de mamá” fue su última película en 1968, momento en el que se pasó a la television con gran éxito con “El show de Doris Day”.
 
Dedicada principalmente a la filantropía y al cuidado de los animales en 1989 recibiría el Cecil B. deMille de los Globos de Oro (en donde triunfó de lo lindo en su momento ganando hasta cinco veces el Henrietta Award a la actriz más querida, si bien nunca logró el premio en categoría competitiva pese a sus 6 nominaciones -4 como actriz de comedia, una en drama y otra en televisión).
 
En 2009 recibiría el premio de honor de los Grammy y dos años después el Lifetime Achievement Award de la Asociación de Críticos de Los Ángeles coincidiendo en el tiempo con el lanzamiento de su disco nº 29, “My heart” que consiguió ser Top 10 en la lista británica de álbumes, convirtiéndose con 89 años en la artista más longeva en lograrlo.
 
Un estrella absoluta por fin homenajeada!!!
avatar
pablo

Mensajes : 3276
Fecha de inscripción : 22/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GRANDES CLÁSICOS 168: DORIS DAY

Mensaje por pablo el Mar 6 Mar 2018 - 13:35

Ahí va mi FYC Doris Day honorífico!  Laughing
avatar
pablo

Mensajes : 3276
Fecha de inscripción : 22/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.