GRANDES CLÁSICOS 159: STANLEY DONEN

Ir abajo

GRANDES CLÁSICOS 159: STANLEY DONEN

Mensaje por pablo el Miér 26 Abr 2017 - 12:10

Stanley Donen



Maestro indiscutible del musical moderno cuyo talento también se extendió a otros géneros demostrando un don especial para captar la magia que desprendían muchos de sus míticos actores.

El musical le debe mucho a Donen al haberlo innovado y revolucionado con sus ingeniosas propuestas donde siempre primó la elegancia en la puesta en escena. Su visión del baile, engarzado con maestría en la historia, lo sitúa en un lugar privilegiado en el género. No se trataban de filmar números musicales como hasta entonces sino de dotarlos de vida propia y de convertirlos en un personaje más en la historia, en un elemento dramático de peso.

Tras una etapa como coreógrafo vinculado a Gene Kelly (las ya muy innovadoras “Levando anclas” o “Las modelos”), debutó al alimón con este último en la estupenda “Un día en Nueva York” en 1949 a la que seguiría su primera dirección en solitario con la sofisticadísima “Bodas reales” con un Fred Astaire sublime y enérgico (esa escena mítica bailando en el techo que ha pasado a la historia del cine!).

Al año siguiente se confirma definitivamente en Hollywood con la obra maestra total y absoluta “Cantando bajo la lluvia” (también firmada por Kelly) que se convierte en el musical por excelencia y en una de las mejores películas de la historia del cine.

Ese mismo año 1952 firma también dos films muy menores (“Fearless Fagan” y “Marido a la fuerza”, esta última con Liz Taylor de protagonista).

Tras “Tres chicas con suerte”, a mayor gloria de Debbie Reynolds, dirige la mítica “Siete novias para siete hermanos”, otro clásico absoluto del género y única ocasión en la que un film suyo estuvo nominado al Oscar a la mejor película.

Volvería a rodar con Kelly por última vez la estupenda “Siempre hace buen tiempo” y con el mismísimo Vicente Minnelli (al que idolatraba pese a la rivalidad profesional existente) en la menor “Un extraño en el paraíso”.

Finaliza la década de los 50 con un film mágico y mega elegante como es “Una cara con ángel”, con Audrey Hepburn y Fred Astaire, con dos films con Cary Grant que se convierte en su actor fetiche a partir de entonces “Bésalas por mí” e “Indiscreta” (este último junto a Ingrid Bergman) y con la comedia musical “Malditos yanquis”, al alimón con George Abbott.

En los sesenta (y ya completamente apartado de las grandes productoras y apostando por controlar sus films al 100%), firma dos nuevas comedias aceptables a mayor gloria de Yul Brynner (”Una rubia para un gánster” y “Volverás a mí”) y la comedia de enredo “Páginas en blanco” con de nuevo Cary Grant más Deborah Kerr, Robert Mitchum y Jean Simmons.

En 1963 firma otra de sus grandes películas, el thriller romántico con claras reminiscencia a Hitchcock “Charada” con Grant y Hepburn y finaliza la década con dos estupendos films: el drama de pareja “Dos en la carretera” con Hepburn y Albert Finney (uno de films favoritos de toda la década) y la adelantadísima a su tiempo “La escalera” que cuenta la historia de una pareja de homosexuales interpretados por Richard Burton y Rex Harrison caídos en desgracia (un film que estuvo prohibido en España muchos años). En el medio rueda otro film “à la Hitchcock”, “Arasbesco”, con Sophia Loren y Gregory Peck.

De esa época es también la muy menor “Al diablo con el diablo” a mayor gloria de la comicidad de Duddley Moore y la exuberancia de Rachel Welch.

Los 70 los inaugura con su personal y celebrada adaptación de “El principito” en modo musical (que fue sin embargo un enorme fracaso comercial) y firma otros tres films, ninguno de ellos especialmente recordado: “Los aventureros de Lucky Lady” con Liza Minnelli y Gene Hackman, la nostálgica “Movie movie” con George C. Scott y el film de ciencia ficción “Saturno 3” con Kirk Douglas y nominada al Razzie a la peor película del año.

En los 80 solo dirigiría una película, la comedia de enredo “Lío en Río” con Michael Caine y una jovencita Demi Moore y que la crítica despedaza por completo (pese a ser un film aceptable).

Su último trabajo fue el telefilm “Cartas de amor” protagonizado por Laura Linney.

En 1998 recibiría por fin el Oscar de honor por su trayectoria y en 2004 un León de Oro honorífico en Venecia.

Cinco veces nominado al DGA como mejor director (“Cantando bajo la lluvia”, “Siete novias para siete hermanos”, “Una cara con ángel”, “Malditos yanquis” y “Dos en la carretera”) no consiguió sin embargo estar nominado en esta categoría ni en los Oscar, ni en los Globo ni en los Bafta.

Un mito!



Martin Scorsese entregándole el Oscar de honor.
avatar
pablo

Mensajes : 3262
Fecha de inscripción : 22/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GRANDES CLÁSICOS 159: STANLEY DONEN

Mensaje por paramétrico el Miér 26 Abr 2017 - 12:55

Mucho grandes clásicos pero luego no le votas para el honorífico Razz
avatar
paramétrico

Mensajes : 3296
Fecha de inscripción : 22/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GRANDES CLÁSICOS 159: STANLEY DONEN

Mensaje por pablo el Miér 26 Abr 2017 - 13:31

Lo hice pensando en ti!!

Me mantuve con Godard pero el año que viene lo apoyo sí o sí!!
avatar
pablo

Mensajes : 3262
Fecha de inscripción : 22/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GRANDES CLÁSICOS 159: STANLEY DONEN

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.