GRANDES CLÁSICOS 157: MICHELANGELO ANTONIONI

Ir abajo

GRANDES CLÁSICOS 157: MICHELANGELO ANTONIONI

Mensaje por pablo el Jue 6 Abr 2017 - 17:32

MICHELANGELO ANTONIONI



Antonioni es uno de esos directores con un estilo propio tan característico que hace que su cine sea fácilmente identificable. Un estilo que fue puliendo en su primera etapa en los años 50 (tras forjarse en el corto de tintes neorrealista como el documental “Gente del Po”, su primera obra) con películas como su magnífico debut el drama noir “Crónica de amor”, el retrato del cine dentro del cine “La señora sin camelias” (ambas protagonizadas por Lucía Bosé), la estupenda tragicomedia “Las amigas” (que entró en nuestros Oscarclasics de 1954 y que ganó un León de Plata en Venecia), “I vinti”, un film muy poco conocido rodado en tres episodios distintos que transcurren en Francia, Italia y Reino Unido sobre la violencia juvenil y el drama neorrealista puro “El grito”.

Films que ya muestran las características de su lenguaje (aunque aún sin refinar del todo): una burguesía clasista, envidiosa y mediocre, donde las personas no son felices y buscan su realización en otros lugares y situaciones y el desdén en el retrato de la relación de pareja y las relaciones de amistad con el fin de ensalzar la insatisfacción de la sociedad moderna donde se destacan por encima de todos los inadaptados. Todo ello con un estilo narrativo deudor del Neorrealismo aunque interpretado de manera sui generis por Antonioni.

Insatisfacción que da paso a la soledad, al desarraigo y al desasosiego que caracterizarán sus siguientes películas, las que componen su ya mítica Trilogía sobre la incomunicación: (i) “La aventura” (primera además colaboración con su actriz fetiche Monica Vitti) y que, pese a su mala recepción en su estreno, recibió el Premio del Jurado en Cannes; (ii) “La noche” que logró el Oso de Oro en Berlín y su único David di Donatello al mejor director; y (iii) “El eclipse”, de nuevo Premio Especial del Jurado en Cannes.

Son tres películas iconoclastas, con un estilo austero, parsimonioso pero absolutamente hipnotizante que retratan simple y llanamente el tedio, el aburrimiento que caracteriza a la burguesía italiana que retrata el director. Un vacío existencial que convierten a esta Trilogía en uno de los momentos más sobresalientes de la historia de la cinematografía no solo europea sino mundial.

Tras el prestigio y la popularidad alcanzadas, Antonioni termina la década con dos títulos estupendos: (i) la enigmática “El desierto rojo”, su primer film en color y que siempre consideró parte de la Trilogía de la incomunicación por su temática (la crisis existencial de una mujer casada y con un hijo –soberbia Monica Vitti- en un entorno hostil, mecánico, industrial y ruidoso donde nada parece tener vida y sentido) y que consigue el León de Oro en Venecia; y (ii) “Blow-up”, film británico que consigue la Palma de Oro en Cannes (con lo que Antonioni se convirtió en el primer director en lograr la triple corona por tres películas distintas –luego también lo conseguiría Robert Altman). El film traspasó las barreras del cine europeo y consiguió las nominaciones al Oscar al mejor director y al mejor guion (sobre un cuento de Cortázar).

Su siguiente película ya es americana, “Zabriskie Point”, una road movie sui generis nihilista, desencantada y contrarrevolucionaria, incomprendida en su momento (y además un grandísimo fracaso comercial). Tras el documental “China”, Antonioni rueda en 1975 su última gran película la magnífica “El reportero” protagonizada por Jack Nicholson y María Schneider (un film que logró dos nominaciones a los Oscarclasics del 75: mejor actriz de reparto y fotografía).

En los 80 rodaría otros dos films interesantes: “El misterio de Oberwald”, basado en una obra de Jean Cocteau y con Vitti de nuevo de protagonista e “Identificación de una mujer” y en los 90 otros tres: el largometraje “Más allá de las nubes” al alimón con Win Winders (premio FIPRESCI en Venecia), el mediometraje “El hilo peligroso de las cosas”, la peor película de toda su carrera (formó parte de varios mediometrajes de la serie “Eros”) y el corto documental “La mirada de Antonioni” sobre el Moisés de Miguel Ángel.

En 1993 recibió el premio de honor de la Academia Europea de Cine y en 1995 el Oscar honorífico por su carrera. Un mito absoluto.
avatar
pablo

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 22/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GRANDES CLÁSICOS 157: MICHELANGELO ANTONIONI

Mensaje por pablo el Vie 7 Abr 2017 - 11:15

Recogiendo su Oscar honorífico de la mano de Jack Nicholson.

avatar
pablo

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 22/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.